BLOG, COACHING, Coaching nutricional, Coaching personal, LIFESTYLE, Sin categoría 11 diciembre, 2023

 

Las festividades y celebraciones pueden tentarnos a pausar o postergar nuestra rutina de nutrición y ejercicio, pero ¿Y si te dijera que no hace falta esperar al 1 de enero para retomar o comenzar un estilo de vida saludable? ¡El momento es ahora!

Despídete de la típica idea de postergar tus metas saludables hasta el 1 de enero. Aquí te doy todas las razones para que inicies hoy mismo, sin esperar al nuevo año. Cada día cuenta, y dar el primer paso hoy te sitúa en el camino hacia un estilo de vida que va más allá de fechas concretas y de la búsqueda de la perfección:

 

Lo que realmente cuenta es el progreso

El viaje hacia un estilo de vida saludable es un proceso continuo. Cada pequeño cambio que hagas ahora se suma a un progreso significativo cuando llegue el nuevo año. ¡Celebra cada victoria, sin importar lo pequeña sea! Establecer metas específicas para el 1 de enero puede generar la falsa creencia de que todo debe ser perfecto a partir de ese día. En realidad, la perfección no es sostenible a largo plazo. Comenzar ahora te permite progresar de manera realista y mantener un enfoque más equilibrado.

 

Te impulsará a construir hábitos duraderos

La formación de hábitos saludables es algo gradual y continuo. Cada elección consciente que hagas contribuye a la construcción de un estilo de vida saludable y sostenible. Al transformar estas elecciones en hábitos diarios, no solo experimentarás éxito a corto plazo, sino que también garantizarás resultados a largo plazo. La clave radica en la consistencia y la perseverancia, y comenzar ahora es el primer paso hacia la consolidación de hábitos que mejorarán significativamente tu bienestar. Entiende la vida como una maratón, no una carrera.

 

Aprovecha tu motivación actual

Si sientes la chispa de la motivación en este momento, ¡hazla trabajar a tu favor! Comenzar tu viaje hacia un estilo de vida saludable cuando te encuentras más motivado te sitúa en una posición de fuerza. No dejes que esa energía se disipe; en cambio, canalízala hacia pequeños pasos prácticos y sostenibles. Transforma esta motivación en hábitos saludables y duraderos que te impulsen más allá de la temporada festiva.

 

Disfruta de un diciembre equilibrado

La noción de restringirte en enero puede llevarte a excederte en diciembre, como si esta fuera tu última oportunidad para disfrutar con plenitud de tus comidas. Sin embargo, la clave está en disfrutar de las festividades con moderación y encontrar un equilibrio que te permita celebrar sin caer en excesos que puedan afectar tu bienestar. Es crucial recordar que disfrutar de la comida no significa entregarte a hábitos poco saludables. Encuentra la armonía adecuada para que tu diciembre sea tanto festivo como saludable. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

 

Menos estrés y exigencia tras las festividades

Abandona la presión de fijarte metas drásticas para el año nuevo. Al adoptar hábitos saludables ahora, te preparas para disfrutar las festividades con equilibrio y confianza, liberándote de la ansiedad de cambios extremos en enero. Este enfoque gradual te brinda la tranquilidad de no sentirte abrumado permitiéndote enfrentar el periodo post festivo sin estrés, sin pensamientos de compensación de excesos y con mayor capacidad de disfrute y bienestar. ¡Menos presión, más libertad para cuidarte!

 

 

En definitiva, no pospongas tu bienestar hasta el 1 de enero. Comenzar ahora te proporciona la flexibilidad y el equilibrio necesarios durante este mes festivo. Establecer metas pequeñas pero alcanzables te permite avanzar de manera constante, allanando el camino hacia un estilo de vida saludable y sostenible.

¡Disfruta de las Navidades con plenitud y equilibrio!

¿Te ayudamos a lograrlo?

 

 

 

 

 

Lorena Romo