BLOG, Coaching nutricional, LIFESTYLE 28 octubre, 2020

Tiempo de lectura: 3 minutos.

Hellou cosas guapas, se que os gustan mucho las recetitas dulces o saladas para ayudaros a conseguir vuestros objetivos pero hay algo que no se nos puede olvidar  (sí, lo has oído docientos millones de veces) ¡EL AGUA!

Igual o más importante que comer bien, entrenar mejor y descansar suficiente, el agua es vital para ayudar a la gran mayoría de procesos del organismo. Si eres de las personas que se olvida de beber agua o que no bebe mucha porque piensa que retiene líquidos, atención a este post.

¿Por qué beber agua?

Beber suficiente agua (2L las mujeres aprox. 3L los hombres aprox.) asegura un correcto funcionamiento de todos los sistemas del organismo, especialmente aquellos encargados de limpiar, depurar y regenerar.  El agua permite la absorción de nutrientes y mantiene al cuerpo con bien de energy. Favorece las digestiones y te ayuda a sentirte más saciadx entre comidas. Evita beber grandes cantidades en el momento de las principales ingestas para no afectar a los flujos gástricos, repartir el agua durante  el día es la mejor opción para sentirnos activos.  

Beber la cantidad necesaria de agua asegura la correcta hidratación de articulaciones y mucosas, evitando posibles lesiones o un aspecto más apagado. Si se te suelen cortar los labios con frecuencia o tu piel tiene a ser seca, es un aviso de que necesitas tomar más agua.

Permite que las células se reproduzcan de manera más rápida, logrando mantener el cuerpo libre de toxinas y deshechos. Es el mejor aliado para los riñones y el hígado, encargados de depurar tu organismo; así como de la vejiga, manteniéndola libre de bacterias.

Además, el agua ayuda a mejorar el humor (sí, más que el vino) porque favorece el bienestar del cerebro y el organismo, aumentando la serenidad, reduciendo la fatiga y haciéndote más receptivx a los estímulos.  Un agua con un correcto aporte de electrolitos será la mejor aliada para los días en los que te sientas bajx de ánimos y que el mundo te supera.

Por último, el agua contribuye a la mejora de los intestinos consiguiendo una regularidad en las ocasiones de visita al baño, así como una mejora en la calidad de estas (ya sabéis).

¿Cuándo beber agua?

Repartir tus 2L de agua durante el día es la mejor opción para beneficiar al organismo de todos los beneficios de beber agua. Te recomiendo que inicies tu día con 2 vasos de agua en ayunas para favorecer el sistema digestivo y revitalizar el cuerpo dormido (mucho más efectivo que hincharte a café).

También es muy importante hacerlo después del cardio o entrenamiento para recuperar las sales perdidas por el sudor.

Te recomiendo que tengas a mano una botella donde puedas medir la cantidad de agua que bebes. También es válida el agua que se obtiene mediante cafés o infusiones. Debes saber que los alimentos también contienen agua, pero no por ello deber restarla de tus dos litros diarios.

Consejo: Cada vez que vayas al baño, bebe un vaso de agua. Así será más fácil acordarte de que debes beber.

¿Quién necesita beber más agua?

¡TODOS! El agua es el elemento más importante para el organismo, todos deberíamos beber agua de calidad y hacerlo según las recomendaciones. Especialmente si realizas mucho deporte y sudas con frecuencia, si notas que tu piel y cabello están resecos y faltos de brillo o si te pones enfermx con frecuencia: debes beber más agua.

Y para todas aquellas personas que retengan líquidos y sufran de inflamación en las piernas o bien que suelan tener el efecto de boca seca: también debéis beber más agua. La retención es una señal del organismo ante la escasez de un recurso, si tu cuerpo almacena agua, apórtale más agua. Te lo pongo fácil con mi botella de 750ml resistente, apta para llevártela a todos lados.

Ponlo a prueba y coméntame que tal te sientes en Instagram ¡Encantada de leer todas vuestras experiencias! Recuerda que puedes conseguir tus objetivos con más facilidad gracias a mis planes de dieta y entreno.